LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

jueves, 19 de julio de 2012

TARTA DE LIMÓN




Hoy seguimos con las recetas fresquitas, en esta ocasión un postre, una deliciosa tarta de limón que se prepara sin horno.
Esta es una de las tartas preferidas de mi hijo David. lleva todo el verano pidiéndome que se la haga, el problema es que al pequeño no le gusta, el la quiere de chocolate: "pues si al hermano le haces una tarta de limón, a mi me tienes que hacer la de chocolate..." me dice muy enfadado. Así que ya sabéis cual será la próxima que haré.

Ingredientes:
-1 tubo de galletas María tostadas
-250 gr. de nata
-1 sobre de gelatina de limón (yo de Royal)
-3 cucharadas soperas de azúcar glass
-la ralladura de la piel de un limón
-100 gr. de mantequilla o margarina
-500 ml de agua
Elaboración:
Lo primero que haremos será triturar las galletas. Yo las meto en una bolsa y les doy con el rodillo de la cocina hasta que se hacen polvo. Cuando tenemos listas las galletas, derretimos la mantequilla en el micro hondas y la mezclamos con las galletas hasta obtener una pasta con la que forraremos el fondo de un molde desmontable. Metemos  el molde en la nevera mientras preparamos la crema de la tarta.
Ahora preparamos la gelatina según las instrucciones de uso, si es de Royal, ponemos  un cazo en el fuego con 250 ml de agua y lo dejamos hasta que hierva, retiramos el cazo del fuego y añadimos el sobre de la gelatina, removiendo bien hasta que se disuelva y enseguida añadimos otros 250 ml de agua, pero esta vez fría. Reservamos a temperatura ambiente para que no cuaje.
A continuación montamos la nata con las tres cucharadas de azúcar glass y le añadimos la gelatina que ya debe estar casi fría ( menos un vaso que resrvaremos para luego decorar la tarta) y la ralladura de limón.
Sacamos el molde de la nevera y vertemos en él, el preparado anterior. Guardamos de nuevo el molde en la nevera y lo dejamos hasta que la tarta cuaje un poco (unos 15 o 20 minutos).
Pasado este tiempo vertemos, con mucho cuidado, la gelatina que habíamos reservado sobre la tarta (yo utilizo para ello una cuchara sobre la que voy vertiendo poco a poco la gelatina, así evito que se mezcle con la crema de la tarta). Volvemos a meter el molde en la nevera hasta la hora de servir. Desmoldamos la tarta, la decoramos al gusto y listo.

4 comentarios:

  1. Toni, una receta sencilla y con un resultado GENIAL

    ResponderEliminar
  2. Que bueno ahora para el veranito, apetece un montón y parece facil. El de chocolate también tiene que estar de muerte, espero que lo publiques pronto , bss..

    ResponderEliminar
  3. Me gusta mucho la receta, te la copio.

    ResponderEliminar

Hola, si has llegado hasta aquí espero que haya sido por que lo que has visto te ha gustado. Gracias por tu visita y por tu comentario.