LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 3 de septiembre de 2014

BIZCOCHO DE YOGUR ESPONJOSO



Este bizcocho creo que es uno de los más conocidos, es fácil de preparar y admite una infinidad de variantes. Puede rellenarse de natillas, de trufa, de chocolate... o simplemente con un poco de azúcar glas por encima. Los sabores pueden variar dependiendo del yogur que utilices, fresa, limón, coco... También se puede utilizar el yogur natural y añadir alguna esencia para darle sabor, vainilla, naranja, limón...
La forma más sencilla de prepararlo es mezclar todos los ingredientes en un bol grande hasta obtener una masa suave y sin grumos. Pero si queréis un bizcocho más esponjoso la preparación cambia y requiere un poco más de tiempo, aunque sigue siendo muy sencilla. Esta última es la que os dejo hoy.

Ingredientes:
-3 huevos
-1 yogur natural o del sabor que más os guste
-1 vasito del yogur de aceite de oliva
-2 vasitos del yogur de azúcar
-3 vasitos del yogur de harina de repostería
-1 sobre de levadura tipo Royal
-ralladura de la piel de un limón (también podéis poner ralladura de naranja en vez de la de limón o sustituir estas por alguna esencia o licor)
Elaboración:
Precalentamos el horno a 180ºC.
Tamizamos la harina en un bol junto con la levadura.
Separamos las claras de las yemas y las montamos a punto de nieve. Reservamos.
En otro recipiente ponemos las yemas y las batimos con la ayuda de unas varillas; ahora vamos añadiendo el azúcar, poco a poco, y seguimos batiendo hasta que las yemas blanqueen y doblen su volumen. Ahora incorporamos el yogur, el aceite y la ralladura o esencia elegida y mezclaremos bien removiendo solo lo necesario. A continuación añadiremos la harina e iremos mezclando con movimientos suaves de abajo hacia arriba. Por último añadiremos las claras del mismo modo que hemos incorporado la harina, moviendo suavemente de abajo hacia arriba.
Engrasamos un molde con mantequilla y lo espolvoreamos con un poco de harina para evitar que nuestro bizcocho se quede pegado a las paredes y el fondo del molde.
Metemos en el horno y dejamos que se hornee durante unos 50 minutos o hasta que al pinchar con un palillo este salga limpio. Una vez transcurrido este tiempo lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.
Cuando esté frío lo sacamos del molde y ¡listo!
Podemos comerlo tal cual o hacer con él una tarta poniéndole un relleno y una cobertura.

2 comentarios:

  1. la esponjosidad de este bizcocho... es la leche!!! me encanta

    ResponderEliminar
  2. hoy lo voy a hacer !! muy tentador ! (diria Mirtha Legrand )

    ResponderEliminar

Hola, si has llegado hasta aquí espero que haya sido por que lo que has visto te ha gustado. Gracias por tu visita y por tu comentario.