miércoles, 21 de octubre de 2020

Bizcocho de queso crema y limón




¡Hoy os traigo la receta de un bizcocho que os va a encantar!
Un sencillo pero riquísimo bizcocho de queso crema y limón. El queso crema hace que este bizcocho tenga un sabor muy suave y que se mantenga tierno por más tiempo.
Y ahora ¡vamos a por la receta!

Ingredientes:
-200 gr de harina
-150 gr de queso crema, Philadelphia, Mascarpone o el que más os guste
-180 gr de azúcar
-120 gr de mantequilla
-4 huevos
-Ralladura y zumo de un limón
-1 sobre de levadura química

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180ºC. 
En un bol amplio mezclamos el queso crema con al mantequilla a temperatura ambiente. Seguidamente añadimos el azúcar y la ralladura de la piel de limón y mezclamos. Ahora ponemos los huevos, de uno en uno, no añadiremos otro hasta que el primero se haya integrado bien y así sucesivamente. Ahora es el momento de añadir la harina y la levadura tamizadas y mezclamos hasta que nos quede una masa lisa y sin grumos. Por último ponemos el zumo de limón y mezclamos hasta integrarlo bien.
Preparamos un molde pincelándolo con mantequilla fundida y espolvoreándolo con un poco de harina. Vertemos en él la masa de bizcocho, lo introducimos en el horno y lo dejamos hacer durante 40 o 45 minutos. Antes de sacar el bizcocho del horno comprobamos que está bien hecho pinchando en el centro con un palillo. Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar en el molde unos 15 minutos antes de desmoldarlo. Dejamos enfriar totalmente sobre una rejilla para que no se humedezca la base del bizcocho.
Espero que os animéis a hacer este delicioso bizcocho de queso crema y limón en casa, porque estoy segura de que os va a encantar.





sábado, 17 de octubre de 2020

Albóndigas al vino tinto


¡¡Hola de nuevo cociner@s!!
Hoy os traigo una receta muy sabrosa. Se trata de un plato de albóndigas en salsa muy sencillo y que seguro que habréis hecho muchas veces, pero esta vez os propongo hacerlas con una salsa de vino tinto.
Venga vamos con la receta...

Ingredientes:
-500 gr de carne picada de ternera, cerdo o pollo, la que más os guste
-1 huevo
-1 cebolla
-3 dientes de ajo
-1 tomate
-1 zanahoria
-1 pimiento verde
-25 gr de miga de pan
-100 ml de leche
-100 ml de vino tinto
-1 pastilla de caldo de carne
-Aceite de oliva virgen extra
-Perejil
-Pimenta
-Sal

Elaboración:
Ponemos la miga de pan en un bol junto con la leche y dejamos que se empape bien. 
En otro bol ponemos la carne picada, un diente de ajo pelado y muy picadito, el huevo, sal, pimienta y un poco de perejil picado. Añadimos al bol la miga de pan escurrida y amasamos hasta que todo quede bien integrado. Hacemos las bolitas de albóndiga y reservamos.
Ponemos al fuego una sartén con bastante aceite de oliva virgen extra y, cuando esté bien caliente, freímos las albóndigas hasta que estén doraditas. Las retiramos de la sartén y las ponemos en una cazuela.
En la misma sartén donde hemos frito las albóndigas, quitamos primero un poco de aceite, pochamos la cebolla, la zanahoria, el pimiento verde y los otros dos ajos, todo pelado y picado. Cuando la verdura esté pochada incorporamos a la sartén el tomate rallado y lo dejamos hacer durante unos 10 minutos.
Ahora vertemos el vino tinto en la sartén y lo dejamos dar un hervor. Añadimos la pastilla de caldo desmenuzada y pasamos todo al vaso de la batidora para triturarlo bien. A continuación ponemos el triturado en la cazuela con las albóndigas y cubrimos con agua. Dejamos cocinar unos 10 minutos y listo.
Si la salsa queda muy ligera la podemos espesar agregando un poco de harina de maíz diluida en un poco de agua.
¡ Espero que os gusten!

jueves, 8 de octubre de 2020

Boeuf Bourgignon




El Boeuf Bourguignon o buey a la borgoñona, es un estofado de ternera al vino tinto. Este plato es típico de la región vinícola de Borgoña en Francia. Este guiso se cocina a fuego lento, marinado previamente en el vino durante una noche. El vino ideal para hacerlo obviamente es el de Borgoña, pero si no lo tienes puedes utilizar un buen Rioja u otro similar que también dará un excelente resultado.

Ingredientes:
-1 kg de carne de ternera
-500 ml de vino tinto
-1 cebolla
- 1 diente de ajo
-1 zanahoria
-1 hoja de laurel
-1 ramita de tomillo fresco
-2 o 3 ramitas de perejil fresco
-1 lata pequeña de champiñón laminado
-150 gr de beicon en taquitos
-500 ml de caldo de carne
-2 cucharadas soperas de harina
-1 cucharada sopera de tomate concentrado
-Aceite de oliva virgen extra
-Pimienta negra molida
-Sal

Elaboración:
Cortamos la carne en trozos medianos y la ponemos en un bol hondo y amplio. Cortamos la cebolla, la zanahoria y el ajo en trozos pequeños y los añadimos al bol junto con el tomillo, el laurel y el perejil. Cubrimos todo con el vino tinto y lo dejamos macerar en la nevera, tapado con papel film, durante toda la noche.


Al día siguiente, escurrimos la carne reservando por un lado el vino y por otro las verduras y las hierbas aromáticas. 
En una olla ponemos un poco de aceite de oliva virgen extra y sofreímos el beicon sin que se queme. Reservamos en un plato.
En la misma olla, doramos la carne por todos lados y reservamos también.
De nuevo en la misma olla, ponemos las verduras con las hierbas aromáticas y las cocinamos hasta que se ablanden un poco, unos 10 minutos más o menos. Añadimos las dos cucharadas de harina y removemos. Poco a poco vertemos el vino de la marinada, moviendo constantemente. Ahora añadimos el tomate concentrado, agregamos le beicon y la carne de ternera y salpimentamos el guiso. Incorporamos el caldo de carne, los champiñones laminados y cocinamos a fuego muy bajo entre 1,30 o 2 horas, hasta que la carne esté tierna. ¡Listo! ya podemos disfrutar de este espectacular boeuf a la bourguignon o guiso de ternera a la borgoñona.





domingo, 4 de octubre de 2020

Tarta vertical de chocolate



¡Hola de nuevo cocineros!
Hoy domingo os traigo una tarta vertical de chocolate . Se trata de una plancha de bizcocho genovés que enrollaremos sobre sí misma, para que al cortar la tarta las capas que la forman estén en sentido vertical en vez de horizontal, que es la forma habitual. La pena es que no puedo poner foto del corte porque se me olvidó hacerla, pero es muy vistoso.
Os aviso que es más fácil hacerla de lo que parece.

Ingredientes:

Para el bizcocho:
-4 huevos
-100 gr de harina de trigo
-120 gr de azúcar
-20 gr de cacao puro en polvo
-25 gr de mantequilla
-Una pizca de sal

Para el relleno y la cobertura:
-500 ml de nata líquida para montar
-250 gr de queso Mascarpone
-150 gr de azúcar glas
-5 cucharadas de cacao puro en polvo
-1 cucharadita de extracto de vainilla

Elaboración:
Precalentamos el horno a 180ºC.
Derretimos la mantequilla en el microondas y la reservamos para que se vaya templando.
Engrasamos la bandeja del horno con mantequilla, la cubrimos con papel de horno y volvemos a engrasar, esta vez el papel.
En un bol tamizamos la harina junto con el cacao y la pizca de sal. Reservamos.
En otro bol ponemos los huevos junto con el azúcar y batimos enérgicamente con ayuda de unas varillas manuales o eléctricas, hasta que la mezcla blanquee y haya triplicado su volumen inicial. Seguidamente incorporamos la mezcla de harina y cacao y mezclamos bien, ahora con ayuda de una espátula o cuchara, empleando movimientos suaves y envolventes para evitar que se nos baje de volumen. A continuación añadimos la mantequilla derretida y mezclamos hasta que quede bien integrada en la mezcla.
Vertemos la mezcla en la bandeja del horno que ya tenemos preparada y alisamos la superficie con ayuda de una espátula, asegurándonos que llega a todas las esquinas de la bandeja. La introducimos en el horno a media altura y horneamos el bizcocho durante unos 15 o 20 minutos, la superficie de la plancha de bizcocho genovés tiene que perder toda la humedad. Pinchamos con un palillo y si sale limpio retiramos la bandeja del horno. Ahora, con mucho cuidado, volcamos la plancha de bizcocho sobre otro papel de horno limpio y retiramos el de la base. Enrollamos la plancha de bizcocho sobre sí misma junto con el nuevo pliego de papel, ajustando pero sin apretar demasiado. Lo dejamos así, sobre una rejilla, hasta que se haya enfriado por completo.
Mientras se enfría vamos preparando el relleno.
Tamizamos el azúcar glas junto con el cacao en polvo y reservamos.
En un bol amplio batimos, con unas varillas eléctricas, el queso Mascarpone con el extracto de vainilla hasta que adquiera una textura suave y sin grumos. Agregamos la mezcla de azúcar y cacao, poco a poco, y seguimos mezclando hasta que nos quede una textura homogénea.
Ahora es el momento de incorporar a nata bien fría. Lo haremos poco a poco mientras batimos, al principio con suavidad y luego a velocidad alta,  hasta que la nata se monte y adquiera una consistencia que nos permita extenderla sobre el bizcocho. Reservamos.
Desenrollamos el bizcocho con cuidado de que no se nos rompa, retiramos el papel de horno y lo cortamos a lo ancho justo por la mitad. Con ayuda de una espátula extendemos la mitad del relleno, a partes iguales (1/4 de relleno) sobre cada rectángulo. A continuación enrollamos sobre sí mismo uno de los rectángulos de bizcocho, ajustándolo bien pero sin apretar demasiado, y lo colocamos verticalmente sobre la fuente o plato donde lo vamos a servir. Seguidamente lo cubrimos con la otra plancha de bizcocho, envolviéndolo alrededor del primero, partiendo desde el punto donde nos quedó el corte del anterior. Si nos queda un escalón al final, lo rebajamos cortándolo con ayuda de un cuchillo.
Para terminar nuestra tarta vertical de chocolate, recubrimos la superficie y los laterales con la mitad del relleno que nos queda y alisamos un poco.
Decoramos como más nos guste y ¡listo!

viernes, 2 de octubre de 2020

Ragout de pavo


La carne de pavo bien cocinada es exquisita, además de ser muy baja en grasas y calorías. Por eso hoy os dejo la receta de ragout de pavo, un  guiso de origen francés, que es tan fácil de hacer como de comer y con el que esta carne, que tiene fama de ser muy seca, queda muy tierna y jugosa.

Ingredientes:
-800 gr de pavo troceado
-1 pimiento verde
-1 pimiento rojo
-1 zanahoria
-1 cebolla
-2 tomates
-1 vaso de vino blanco
-1 vaso de agua
-aceite de oliva virgen extra
-Pimienta molida
-Sal

Elaboración:
Lavamos y cortamos en trozos pequeños todas las verduras.
En una olla rápida ponemos un fondo de aceite de oliva virgen extra y doramos los trozos de pavo, salpimentados, hasta que suelten el agua y se hayan dorado un poco. A continuación añadimos las verduras y seguimos rehogando unos 10 minutos más. Ponemos el vaso de vino blanco y dejamos dar un hervor para que se evapore el alcohol. Añadimos un vaso de agua y cerramos la olla. Cuando salte la válvula de control, bajamos un poco el fuego, contamos 10 minutos y retiramos la olla. 
Servimos  el ragout de pavo bien caliente con la guarnición que más nos guste.

miércoles, 30 de septiembre de 2020

Solomillos de pollo con salsa de miel y mostaza


Hoy os traigo otra receta facilísima, muy rica, rápida de preparar y muy económica, unos solomillos de pollo con salsa de miel y mostaza. La salsa de miel y mostaza está buenísima y queda estupendamente con estos solomillos de pollo crujientes.

Ingredientes:
- 1 bandeja de solomillos de pollo
-1 o 2 huevos
-1 cucharadita de pimentón dulce o picante, el que más os guste
-Pimienta negra molida
-Pan rallado
-Harina
-Aceite de oliva virgen extra para freír
-Sal

Para la salsa de miel y mostaza:
-2 cucharadas de miel
-3 cucharadas de mostaza, la que más os guste
-1 yogur natural sin azúcar
-1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Elaboración:
Ponemos los solomillos de pollo en un bol hondo y salpimentamos. Añadimos el pimentón dulce y mezclamos bien. Reservamos.
Ahora vamos pasando los solomillos, de uno en uno, primero por harina, luego por huevo batido y por último los pasamos por pan rallado. Cuando los hayamos empanado todos, ponemos una sartén al fuego con bastante aceite de oliva virgen extra y los vamos friendo hasta que queden doraditos y crujientes. Los retiramos de la sartén y los ponemos en un plato sobre papel absorbente para retirar el exceso de aceite.
 Es el momento de preparar la salsa de miel y mostaza y para ello mezclamos bien todos los ingredientes en un bol. Podemos variar las cantidades a nuestro gusto, vamos probando y añadimos más miel si la queremos más dulce o más mostaza si la queremos más fuerte.
Podemos servir los solomillos de pollo acompañados de la salsa de miel y mostaza y templados o fríos, a vuestro gusto.

viernes, 25 de septiembre de 2020

Bizcocho de anís y aceite de oliva


Si os gustan las tortas de aceite tipo Inés Rosales, no podéis dejar de probar este delicioso bizcocho de anís y aceite de oliva que tiene un sabor muy parecido. Se trata de un bizcocho muy esponjoso con un suave aroma a limón y anís que queda ideal para tomar con una taza de café o un buen té, tanto en la merienda como en el desayuno.

Ingredientes:
- 1 yogur natural tipo griego
-1 medida, del vaso de yogur, de aceite de oliva virgen extra
-2 medidas, del vaso de yogur, de azúcar
-3 medidas, del yogur, de harina de trigo
-3 huevos
-1 cucharada sopera de anís en grano o matalahúva
-La piel de un limón
-1 sobre de levadura química
-1/4 de vaso de licor de anís
-1/4 de vaso de agua
-1 pizca de sal

Elaboración:
En un cazo ponemos el aceite de oliva junto con la piel de limón y el anís en grano o matalahúva. Ponemos el cazo a fuego medio durante un minuto, para aromatizar el aceite, y apartamos del fuego. Dejamos enfriar por lo menos media hora y lo colamos. Reservamos las semillas de anís y tiramos la piel de limón.
Precalentamos el horna a 200ºC y preparamos un molde engrasándolo con un poco de mantequilla y espolvoreándolo con harina.
En un bol amplio, batimos los huevos con el azúcar hasta que la mezcla blanquee y aumente de volumen. Añadimos el aceite de oliva aromatizado y el yogur y seguimos batiendo. Ahora tamizamos la harina junto con la levadura y la pizca de sal y la vamos incorporando a la mezcla anterior, poco a poco, batiendo bien para que no nos queden grumos.
Ponemos la masa en el molde, bajamos la temperatura del horno a 175ºC e introducimos el molde. Dejamos hornear unos 40 o 45 minutos, es muy importante no abrir el horno durante los primeros 30 minutos. Pasado el tiempo de horneado comprobamos que el bizcocho esté en su punto pinchándolo con un palillo, si este sale limpio el bizcocho ya estará listo.
Retiramos el molde del horno y con un palillo o brocheta pinchamos toda la superficie del bizcocho. Mezclamos el licor de anís con el agua y lo vertemos sobre el bizcocho para que se empape bien. Dejamos enfriar y desmoldamos con cuidado.
Decoramos con los granos de anís que habíamos reservado y ¡listo! ya podemos disfrutar de este delicioso bizcocho de anís y aceite de oliva con una buena taza de café.