LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

martes, 11 de marzo de 2014

BIZCOCHO DE GALLETAS



El domingo me llamó mi hermana para decir que vendría a tomar café por la tarde y entonces pensé en hacer un bizcocho, pero cuando comencé a preparar los ingrediente me doy cuenta de que no tengo harina suficiente.
¡¡Oh no!! pero como ha podido ocurrirme esto.
Si es que estoy muy liada con las actividades del colegio y tengo mil cosas en la cabeza...
¿Y ahora que hago?
Entonces recordé haber leído en algún blog, perdonadme pero no recuerdo en cual fue, la receta de un bizcocho que no llevaba harina, en su lugar llevaba galletas trituradas.
Pues dicho y hecho; cogí mis galletas las trituré y prepare mi bizcocho.
El resultado fantástico, no sabéis cuanto ha gustado a todos, es muy esponjoso y sabroso.
Probarlo y ya me diréis.
Yo le he dado un toque más especial rellenándolo de mermelada y cubriendolo de chocolate.

Ingredientes:
-4 huevos
-1 rulo de galletas María
-150 gr de azúcar
-100 ml de aceite de girasol
-100 ml de leche
-1 sobre de levadura química
-mermelada de melocotón
Para el almíbar:
-1 cucharadita de agua de azahar
-2 cucharadas de azúcar
-1 vasito de agua
Para la cobertura:
-1/2 tableta de chocolate postres
-2 cucharadas de leche
-1 cucharada de mantequilla
-escamas de chocolate blanco
Elaboración:
Trituramos las galletas hasta reducirlas a polvo y las reservamos.
Precalentamos el horno a 180ºC.
En un bol batimos los huevos junto con el azúcar, hasta que la mezcla esté blanquecina. Añadimos el aceite y mezclamos bien. Ahora agregamos la leche y seguimos mezclando hasta que todo esté bien integrado.
A continuación incorporamos el polvo de galleta y la levadura y volvemos a mezclar bien.
Vertemos la masa en un molde engrasado y lo introducimos en el horno. Horneamos durante 30 minutos o hasta que veamos que está bien cocido. Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar.
En un cazo ponemos el agua de azahar, el azúcar y el agua y dejamos hervir unos minutos. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Cuando esté frío, cortamos el bizcocho por la mitad y lo calamos con el almíbar.
Ahora lo rellenamos con la mermelada (yo no he puesto mucha por que solo quería darle un toque de sabor).
Ya solo nos queda fundir el chocolate con la leche y la mantequilla, cubrir con él nuestro bizcocho de galletas y decorarlo con las escamas de chocolate blanco.
¡¡¡DELICIOSO!!!

2 comentarios:

  1. Qué buena pinta, por dios! Si es que me lo comía entero! xD

    Bss

    ResponderEliminar
  2. Que idea tan buena tuviste de usar galletas!
    Te ha quedado un bizcocho estupendo.

    ResponderEliminar

Hola, si has llegado hasta aquí espero que haya sido por que lo que has visto te ha gustado. Gracias por tu visita y por tu comentario.