LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

sábado, 14 de abril de 2012

PANECILLOS EN LECHE


Aunque ya ha pasado Semana Santa, quería compartir con todos vosotros la receta de este postre típico de mi ciudad en estos días. Se trata de unos panecillos hechos básicamente con pan y huevos y  que se ponen en un plato de leche aromatizada. Desde que yo recuerdo, mi madre los hacía todos los años por estas fechas y mis hermanas y yo nos poníamos las botas.

Ingredientes:
-miga de pan, si no tenéis podéis usar pan de molde si corteza (depende de la cantidad de miga que pongáis os saldrán más o menos panecillos)
-pan rallado
-1 1/2 litro de leche
-2 huevos
-canela molida
-canela en rama
-cáscara de limón
-azúcar
-sal
-aceite de oliva
Elaboración:
En una cacerola honda, ponemos la leche, la cáscara de limón, un palo de canela en rama y 2 o 3 cucharadas de azúcar y la dejamos a fuego lento.
En un bol, batimos los dos huevos junto a dos cucharadas de azúcar, una pizca de sal y una cucharadita de canela molida.
Aparte, en otro bol ponemos la miga de pan a remojo en leche, cuando lleve un rato se saca y se escurre un poco; ahora la incorporamos a los huevos y vamos añadiendo poco a poco el pan rallado hasta obtener una masa mas bien blandita  y la dejamos reposar unos 10 minutos para que se asienten, por lo que no se puede quedar muy dura. La consistencia de la masa debe ser así más o menos.


Ponemos una sartén con bastante aceite de oliva en el fuego y cuando esté bien caliente, vamos echando cucharadas de masa que se fríen hasta que los panecillos estén doraditos.


Cuando estén fritos se colocan en un plato con papel absorvente para retirar el aceite sobrante. A continuación los ponemos en la olla en la que hemos puesto la leche a aromatizar, los dejamos dar un hervor durante unos diez minutos, retiramos la piel de limón y la rama de canela y los retiramos del fuego. Si queréis podéis poner un poco de canela molida a la hora de servir el plato. Lo mejor es comerlos calientes aunque también se pueden servir templados o fríos.


Como es un plato con bastantes calorías, lo mejor sería comerlo como plato único en el desayuno, la cena o la merienda, pero nunca de postre. Espero que os animéis ha hacerlos ya veréis que ricos están.

3 comentarios:

  1. No los conocía, Toni, pero deben estar riquísimos, verdad? Un besito.

    ResponderEliminar
  2. yo tampoco lo conocia,se ve un postre muy interesante!
    saludos.

    ResponderEliminar
  3. Yo tampoco los conocia, pero me han encantado.
    un besote

    ResponderEliminar

Hola, si has llegado hasta aquí espero que haya sido por que lo que has visto te ha gustado. Gracias por tu visita y por tu comentario.